Un terremoto de 3,3 grados de magnitud 4 siembra la alarma en la comarca de Vitigudino

(Las Arribes al Día, 20 Junio 2012)

Vecinos de las localidades de Hinojosa, Aldeadávila, Vilvestre, Barruecopardo, Villarino, Lumbrales, Villavieja, La Fregeneda y Vitigudino salieron a la calle atemorizados ante la vibración que percibieron en sus casas. El seísmo tuvo su epicentro en la localidad portuguesa de Freixo de Espada a Cinta a las 00:o5 horas de este miércoles.

Seguro que muchos ciudadanos de la comarca de Vitigudino lo primero que hacían esta mañana al levantarse era subir la persiana de sus habitaciones y asomarse a la calle para comprobar que todo estaba en su sitio. Complicada noche para conciliar el sueño la que han tenido los habitantes de Las Arribes, y de la comarca de Vitigudino en su conjunto, después de observar cómo pasada la medianoche del martes las paredes de sus casas se estremecían y veían vibrar ventanas y puertas.

Cientos de vecinos de distintas localidades de la comarca de Vitigudino salían esta noche de sus casas tras percibir un fuerte temblor que se producía sobre las 00:05 horas y que tenía su epicentro en la localidad portuguesa de Freixo de Espada a Cinta, según recoge el Servicio de Información Sísmica (SIS) del Instituto Geográfico Nacional. Freixo de Espada a Cinta se sitúa a 6 kilómetros en linea recta del casco urbano de Saucelle, si bien habría que precisar que el epicentro del seísmo fue detectado a unos 3 kilómetros al noroeste de la localidad portuguesa, según algunos medios de comunicación del país.

Como ya informó LAS ARRIBES AL DÍA a las 00:54 horas, el seísmo pudo observarse durante tres o cuatro segundos acompañado de una fuerte vibración en las ventanas y las estructuras de las viviendas. En Vilvestre, Barruecopardo, Villarino, Hinojosa, Villavieja, La Fregeneda, Aldeadávila y Vitigudino, de una punta a otra de la comarca, en un radio de más de 50 kilómetros del epicentro, se pudo percibir el fenómeno. En Saucelle, localidad más próxima al epicentro del terremoto, no se han registrado daños por el momento.

Ante el desconcierto de lo que había sucedido, vecinos de todas las localidades salían de sus casas alarmados tras sentir lo que podría definirse como un gran e intenso estruendo que hacía vibrar la estructura de sus viviendas. Cada uno quería corroborar si se trataba de tormenta o del paso de un camión por su calle, pero nada de eso ocurría, era un terremoto de magnitud 4 (basada en la escala de Richter) y de 3,3 grados , como recogía el SIS a partir de la una de la madrugada; uno de los más importantes de los últimos registrados en la Península.

El último de los seísmos detectados en la franja oeste de la Península Ibérica se producía el pasado sábado en la localidad portuguesa de Molmenta, cercana a la localidad de Puebla de Sanabria en Zamora. Según recoge el SIS, este terremoto alcanzaba una magnitud de 1,9 grados. Del mismo modo, en la noche de este martes, a las 21:02 horas, el SIS detectaba un nuevo seísmo de escala 2,5 grados en la bahía de Cádiz, también en la parte occidental de la Península.

Dejar un comentario